martes, 20 de enero de 2015

A la clase política...no le creo.

Lamento como ciudadano de un país “libre” tener que decir que no votaré por ningún candidato a nada, votaré por que creo firmemente en la democracia, votaré por que creo en mi país, votaré porque siento a mi pueblo, votaré por que es mi derecho; NO votaré por ninguno de ustedes porque no les creo nada, porque son de las misma calaña, porque se aprovechan de los que aun creemos, porque no les importa nada, porque se benefician de mi país, por eso NO votaré por ninguno de ustedes.

Este país pende de un hilo por culpa de todos ustedes y sus antecesores, porque se sirvieron de mi patria, porque hicieron atrocidades con los intelectuales de este país. NO les creo nada, no confío en ningún político, los aborrezco. CREO en mi país, creo en el que sale a trabajar todas las mañanas con la esperanza que todo cambiará. Votaré creyendo que mi voto es para alguien diferente a lo abominable que es la clase política de este país, votaré a ciegas porque espero que el destino se equivoque y ponga ante nosotros líderes que trabajen por los más necesitados y para crear mejores condiciones para los que nos esforzamos más.


La historia ha sido cruel con este bendito país, la desigualdad atroz nos consume y nadie cambia el rumbo, nadie ha querido cambiarlo, ni la derecha, ni la izquierda ni el centro, todo  porque velan por los intereses de su gente, no se preocupan por el colectivo. Hay mucho odio en la política, compadrazgos, arreglos, crimen, bajezas. Por eso NO LES CREO, creo en mi país, creo en los hacelotodo, no en ustedes señores políticos.